¡Una linda cama para tu perro hecha en casa!

Si la cama de tu perrito ya pide renovación🙂, aquí te damos una idea de cómo puedes hacerla tú misma. Es una idea original, simpática y económica.  Diviértete🙂

MATERIALES

• Maleta clásica (tapa dura)
• Herramientas (martillo, destornillador y mucha fuerza;)
• Almohada
• Funda de almohada

INSTRUCCIONES

PASO 1  Abre la maleta y revisa cómo está unida.

PASO 2  Si está unida con bisagras, desatornílla la parte superior de la maleta  de la parte inferior. Si están unidas por alguna otra cosa, tendrás que usar el martillo y tu fuerza para desunir estas dos partes.

PASO 3 Desecha la parte superior de la maleta.

PASO 4 Cubre una almohada con la funda de tu preferencia.

PASO 5  Coloca la almohada en la maleta y mete bien las esquinas, (si la almohada no entra en la maleta o es demasiado chica, puedes hacer una propia.) ¡VOILA!

Una cama sencilla y económica para el engreído de la casa

Remedios caseros contra los parásitos de tu mascota

La importancia de desparasitar a nuestra mascota es conocida por muchos de nosotros, pero lo que muchos ignoramos es que los remedios caseros pueden ser de muchísima utilidad ya que no tienen efectos secundarios, son económicos y hasta pueden utilizarse en cachorros, animalitos geriátricos  gestantes.

Aquí incluímos algunos.tips sobre productos naturales que pueden ayudar a tu engreído:

* Contra las garrapatas: coloca hojas secas de poleo en la cama o baña a tu perro con una infusión muy concentrada de esta hierba.

* Contra los ácaros: pon unas gotas de glicerina caléndula dentro del conducto auditivo del animal. La primera mata a los parásitos debido a su fuerte olor y la segunda nos ayuda a calmar la irritación de la zona.

En cualquier caso, acabar el baño con un chorro de vinagre de manzana mantiene alejados a los parásitos y hace que el manto esté más sano y brillante.

Si deseas saber más sobre los remedios caseros y naturales, te adjuntamos el enlace correspondiente.

Fuente: http://www.mascotas.facilisimo.com/remedios-caseros-contra-los-parasitosImagen

Trapecio para gatos

¿Estás cansado de que tu gato destroce tus cortinas y muebles? Aquí te traemos la solución: un divertido trapecio llamado originalmente The Cat’s Trapeze.

Como todos sabemos, a los gatos les gusta saltar y encumbrarse en distintas zonas de nuestra casa y este trapecio se convertirá en la atracción para tus felinos ya que pasarán horas columpiándose, saltando y jugando. Cada animal de compañía tiene distintas necesidades que nosotros, como dueños, debemos satisfacer; los perros pasean y los gatos juegan y duermen🙂.  Este trapecio es el lugar ideal para cualquiera de las dos actividades.

Un collar isabelino casero para tu mascota

Tu mascota tiene una herida o ha sido sometida a algún tipo de intervención quirúrgica y el veterinario te recomienda un collar isabelino, pero…. ¿ya no tienes dinero?  La solución más práctica, y económica, es hacerlo tú mismo.

Algunos collares pueden hacerse de cartón o de algún plástico duro, pero en esta ocasión, puedes usar un envase de plástico y, a pesar de que no quedará exactamente como un collar isabelino, cumple perfectamente el propósito. ¡Inténtalo!

Necesitas:

  • Un envase de agua de 2 litros (dependiendo del tamaño de tu gato o perro)
  • Tijeras o cutter
  • Perforadora
  • Collar o cadena

Primero, corta la parte de arriba del envase dejando 4 pestañitas (ver imagen). Recuerden que el tamaño del envase dependerá del tamaño de su perrito o gatito.

Paso 1: collar isabelino casero para perros o gatos

Se  hacen dos cortes:  las partes marcadas con una X son las que desecharemos. En la parte de arriba haremos 4 pestañas (ver dos pestañas en la imagen).  En estas pestañas haremos un corte para que la pestaña sea vertical o circular utilizando una perforadora. Estas pestañas servirán para pasar la cadena o el collar de nuestra mascota y así evitar que se lo quite o se le caiga.

Collar isabelino de veterinaria

Este es un collar isabelino de veterinaria y si te fijas bien, tiene 4 trabillitas para que pase el collar. En nuestro collar casero, cortaremos 4 rectángulos de nuestro envase de plástico, los doblamos y engrapamos de tal modo que queden como la imagen de arriba…o también puedes hacerle sólo las pestañas; cualquiera de las dos estará bien. Y listo!

El largo del cuello dependerá de cada animalito,  lo que sí es recomendable es que sobrepase, por lo memos 5 cm el hocico.

Paso 2: collar isabelino casero

       

Collar isabelino casero y económico

Indicadores de estrés en los perros

¿Quién no desea lograr una buena y saludable convivencia con sus perros? Para lograrlo, debemos reconocer tres estados de conducta: A GUSTO, TOLERANTE y BASTA.

Cado uno de estos indicadores muestran al perro en actitud tolerante, pero lo cierto es que no está disfrutando ese momento. Si ves alguno de estos indicadores de estrés en tu perro, asegúrate de arreglar la situación o ponerle un alto.

Tener la capacidad de identificar correctamente cómo se siente tu perro es una parte importante de lo que significa ser un dueño responsable.

1er indicador de estrés: lamerse el hocico

  

      

2do indicador de estrés: apartar la mirada

3er indicador de estrés: boca cerrada

4to indicador de estrés: ojos “en media luna”

5to indicador de estrés: bostezos

6to indicador de estrés: sacudirse

El sobreviviente Antón


Cuántas veces pasamos por la calle y vemos algún canino (o felino) arrimado en alguna puerta, recorriendo la ciudad en busca de comida, como se lo dicta su instinto natural, con su colita alegre y relajada o quizás alerta por si algún humano le dará los buenos días con un escobazo o un “¡fuera!”.

Hace algún tiempo, los administradores de esta página tuvimos el privilegio de conocer a un sobreviviente  de la calle a quien bautizamos como Antón, el mestizo perfecto: la presencia intimidante del rottwailer y la nobleza y naturaleza juguetona del labrador. Así es Antón:  alerta para protegernos y dar su vida por nosotros, si hiciera falta, y feliz de regalarnos  horas interminable de juego para terminar recostado a los pies al final del día.

Este perro va y viene por las calles de nuestra Tacna y cuando nos ve en la calle se acerca regocijante a saludarnos. Eso sí, no te engañes, no creas que le regala su confianza y amistad a cualquiera…tienes que ganártela y es que los animales reconocen instintivamente a quienes desean aliviar un poco su hambre y brindarle su amistad verdadera.

Pero…Antón es sólo uno de los muchos perritos callejeros que deambulan por nuestra ciudad y, a pesar de que gozan de una hermosa libertad, están ávidos de una familia con quien compartir sus vidas, una familia a quien brindarles su fidelidad eterna. Ningún perro busca riqueza alguna, para ellos un rinconcito donde recostarse, un poco de agua y comida que les permita pasar el día y una mano cariñosa en su cabeza es la gloria.

Si tú, amigo animalista, no puedes asumir la responsabilidad de un perrito en casa, existen otras cosas que puedes hacer por ellos, si tu corazón te lo dicta. Un plato con agua, unas cuantas galletas y quizás un poco de arroz del almuerzo de ayer ayudarán a que un animal se olvide del hambre, por lo menos por un día.

Amigo Antón, tu ración de galletas y una botella de plástico para que juegues te esperan…

El testamento y la última voluntad de un perro

 

Donde sólo la fidelidad y nobleza de los animales puede llegar


Antes de morir, las personas escriben su última voluntad dejándoles todas sus pertenencias a aquellos que se quedan.

Si yo con mis propias patitas pudiese hacer lo mismo…

a los amigos callejeros que pasan frío, les dejaría el hogar donde fui tan feliz
mi plato, mi camita, mis almohadones y todos mis juguetes,                                                                                                                                              

                   las faldas de mi amo a quien tanto quise, su mano cariñosa,                                                                                                                                                                                  esa mano que acarició mi lomo con ternura y su voz dulce que repetía mi nombre.

                   al amigo triste y asustado que vive en un albergue, como yo lo hice, le dejo el lugar que tuve en el gran                                    corazón  de mi amo, un corazón que jamás conoció límite alguno. 


Por eso, cuando sea la hora de partir, nunca digas  “nunca más tendré otro perro porque la pena que siento es demasiado para mí”.

No pienses eso; mejor  llévate a casa un amigo de cuatro patas abandonado, uno que aún no sabe de felicidad, alegría o esperanza, y ofrécele MI lugar.

Es lo único que puedo dejar….el amor que alguna vez me diste y que ahora él necesita.
ESTO es mi herencia; mi testamento y mi última voluntad.

Traducido y adaptado por Grupo Caridad – Tacna 

  Fuente:  The German Shepherd Dog Community